Puntos suspensivos…

El año es demasiado infinito

como para no cerrar por derribo.

Que los cimientos me empiezan a temblar y por más que abro la ventana,

mis paredes ya no secan su humedad.

En el almacén tengo demasiadas cajas con tu nombre,

que no quieren abandonarme,

y apenas me dejan espacio para almacenar mis demonios.

Necesito mudarme a otra sonrisa

que la mía está en huelga de labios caídos.

Los espejos ya no me miran a los ojos,

de hecho, ya ni me reflejan.

Las puertas se me van enganchando en la piel

y siempre se me cierran antes de que pase.

Podríamos quedar para cenar,

pero solo te contaría mi vida por mentiras.

No quiero que esto sea un punto final,

negro como el agujero en el que me encuentro.

Así que, voy a volar por el tejado

y saldré a buscar los puntos suspensivos

que me ayuden a continuar con mi historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: