Y volvió

Aún recuerdo esa sonrisa que te regalé.

Te pedía, por favor, que no te fueras, que te quedarás un rato más.

Necesitaba que tus ojos me dieran la mano en este charco lleno de monstruos.

Pero algo falló.

Tú apenas me miraste y, en cuanto pudiste, te fuiste de aquí.

Me dejaste sola y con ganas de que los monstruos me llevarán a lo más profundo.

Nos volvimos a ver pasados unos años. Yo tenía muchos miedos de más pero tú, estabas igual.

Sólo en ese momento me di cuenta de que soy yo la única que se puede salvar. Pero por favor, ya no vuelvas más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: