Siéntate

Te he visto ahí sentado y algo me empujaba por dentro a acercarme a ti.

Estabas en paz contigo mismo y con el mundo. Irradiabas calma y tranquilidad, y quizás sea eso lo que me hacia querer sentarme ahí contigo. Poder ver lo que esos ojos brillantes observaban, poder querer al mundo un poco más, imaginar que estamos construyendo algo mejor. Estar por un momento en calma y disfrutar simplemente del paisaje, de seguir vivos.

Me hubiera gustado sentarme a tu lado, un desconocido. Dejarme inundar por tu calma y por fin poderme reconciliar con el mundo y, sobretodo, conmigo misma.

Eso es.

Encontrar mi sitio. Perdonarme. Y poder empezar a vivir de nuevo si las lastras de un pasado que se encarga de hacerme la cama antes de poder salir de ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: