De fiar

Lo sé.

Te lo voy a confesar.

No soy de fiar.

En mi caso siempre habla la locura.

Llego sin avisarme, sin preguntarme si podía quedarse, pero desde que me ha invadido yo tampoco tengo ganas de echarla.

Con ella las penas y las malas sensaciones se van con la marea, nunca se quedan de forma permanente.

Sabrás que te ha invadido cuando notes que un cosquilleo comienza a subirte por los pies. Déjate invadir.

Veras la realidad de los colores en las flores y como las fotografías cobran vida y te convierten en su actor principal, volviendo a revivir esos momentos. Puedes quedarte en ellos el tiempo que necesites.

Tu destino es vivir como tu corazón lata, acompañado de las Tortugas Ninja que necesites. No te preocupes si al principio comienzas a andar sin dirección, al final la acabaras encontrando porque todos tenemos un paseo de vida esperando el momento justo.

Pero de mientras, sigamos bailando en la locura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: