A cara perro

Solo puedo decirte que fue bonito mientras duró.

Eras una montaña rusa constante

y yo apenas tenía conocimientos sobre escalada.

Me pillaste con unos años de menos y con la necesidad de volar.

Tus ganas y las mías iban a destiempo.

Y yo, no supe hacerlo mejor.

Te fuiste y mis 24 pedacitos quedaron a la intemperie en medio de este ring.

Me sumergí en la burbuja del “aquí no pasa nada”

y los huecos de la vida me devolvieron al Apocalipsis.

Los siete jinetes vinieron a cortarme la cabeza

pero yo ya la había perdido.

Ahora estoy de viaje.

Únicamente me he llevado la llave de los recuerdos

y la máquina de hacer realidad los sueños.

Porque creaste un mundo a mi medida y después fuiste tú quien decidió volar

dejándome sola.

Confiaste demasiado en que esto funcionaria

pero ahora estoy haciendo un túnel con las esperanza de dormir en tus brazos.

Y la realidad es que este Universo es más negro de lo que nosotros queremos ver.

Nuestra única esperanza está en el Sol

que viene a sacarnos de casa para sorprendernos después.

Todos llevan una careta

tras la que se ocultan, mostrando su lado bello.

Pero a mí las caretas siempre me parecieron feas

y ahora voy a cara perro por la vida.

Y esto sí que no es una careta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: