No quiero creerlo

No puedo ni imaginar que aún haya gente así.

Me levanto cada mañana pensando que otro mundo es posible.

Si el hombre es bueno por naturaleza, ¿en qué momento te perdiste?

Cuándo te convertiste en un monstruo carroñero que disfruta desangrando al resto.

Te crees de una raza superior pero en realidad no eres más que una hormiga jugando a

esconderse tras tu sombra engrandecida.

Si bajaras de tu posición te darías cuanta que las sombras no se perciben igual desde todos los

sitios.

He tratado de entenderte y para ello tuve que dar un montón de vueltas y ahí descubrir que no

eres más que una hormiga enana que podría desaparecer con facilidad.

Pensé que me dabas pena, pero en realidad no.

No me da pena alguien que se cree superior al resto y lo demuestra a base de imponer sus

decisiones e ideas y de empujar al precipicio a quien le rodea.

Vives de aplastar la opinión del resto y apoyarte en el hombro de quien haga falta para

ascender hacia tus objetivos.

Perdiste tu humanidad pero eso no te da derecho a comportarte así.

No somos iguales.

Vivimos en diferentes planetas y lo agradezco.

No quiero pertenecer a un mundo donde haya gente como tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: